PGC en Cooperativa de Enseñanza

cooperativasPasados ya dos ejercicios, no recuerdo que nuestra adaptación al Nuevo Plan fuera muy complicada, quizás porque en nuestra cooperativa (cuya actividad es la enseñanza) su aplicación no implicaba tantos cambios como en otras sociedades dedicadas a otras actividades. Lo cierto es que antes del 1 de enero de 2008 todos/as estábamos alerta ante cualquier noticia referente a los cambios que nos iban a afectar y tanto la apertura del ejercicio 2008, como especialmente el cierre, fue mas laborioso y reflexivo que en años anteriores.

Entiendo que los pasos dados para adaptarnos al Nuevo Plan fueron similares a los dados por el resto de empresas y responsables financieros: 1º Información y formación, 2º Adaptación del Plan de Cuentas y del programa de contabilidad, 3º y más importante: la puesta en práctica del nuevo modelo. Nuestro ejercicio económico coincide con el año natural, realizando el cierre al 31 de diciembre.

En nuestro caso, los puntos que destacaría fueron:

Adaptación del Plan de Cuentas:
Reenumerar, reclasificar, incluir nuevas cuentas y aplicar los nuevos criterios de valoración. Sobre este punto, hay que tener en cuenta la consulta nº 9 del ICACICACICAC (BOICACBOICACBOICACBOICAC nº77/marzo2009) que publicó una propuesta de modelo de estados financieros para las sociedades cooperativas que puede ser aplicado hasta que sea aprobada definitivamente una adaptación del Plan General a las Sociedades Cooperativas.

La consideración del Fondo de Educación y Promoción Cooperativa (FEPC)
como una partida separada del resto de los fondos propios. Según el borrador publicado por el ICACICACICAC, el FEPC debe reflejarse tanto en el Pasivo Corriente como en el No Corriente, independientemente del resto de las partidas que lo componen. En lo esencial, su destino y su contabilización no ha variado, salvo que la dotación al FEPC se recogerá en el cierre como gasto del ejercicio, previo al excedente de la cooperativa.

En mi opinión
El punto más importante y que mayor repercusión tiene para todas las cooperativas es que con la aplicación del NPGC, en concordancia con las NIIF-UE (normas internacionales de información financiera adoptadas por la Unión Europea) las aportaciones de los socios se podían calificar como un pasivo y no como un recurso propio pudiendo provocar un impacto negativo en la imagen de solvencia de la cooperativa.

Provisionalmente, supongo que para ganar tiempo, el NPGC en su Disposición Transitoria Quinta, apartado 4, señala que los criterios por los que se establece la delimitación entre Fondos Propios y Ajenos en las normas sobre aspectos contables de las Sociedades Cooperativas aprobados por la Orden 3614/2003, podrían seguir siendo de aplicación hasta el 31 de diciembre de 2009 y por tanto las aportaciones al capital de los socios podían ser considerados Fondos Propios hasta esa fecha (ahora se ha ampliado hasta el 31 de diciembre de 2010, según el RD 2003/2009, de 23 de diciembre).

Gracias a la modificación de la Ley de Cooperativas de Euskadi (Ley 8/2006, de 1 de diciembre), en la que variaban algunos artículos de la Ley, surge la posibilidad de evitar esa consideración. Con la nueva redacción de los artículos 57 y 60 se remite a la libre decisión de cada cooperativa para que sus estatutos sociales puedan prever la existencia de aportaciones a capital social no exigibles, pero reembolsables por decisión de la cooperativa, permitiendo, así contabilizar las aportaciones de los socios/as como recurso propio.

En nuestra Cooperativa, los socios/as aprobaron en su Asamblea General del año 2009 la modificación de los Estatutos, con una revisión de todo el articulado referente a cualquier aspecto que incluyera la regulación de las aportaciones de capital, especialmente en lo relacionado con retribución, transmisión y reembolso de aportaciones. Desde ese momento, las aportaciones de los socios/as al Capital Social son consideradas como Fondos Propios.

Lo que nos queda ahora es continuar atentos a cualquier nuevo cambio en la normativa que afecte a las cooperativas para ser capaces de adaptarnos en el menor tiempo posible y con el menor impacto en nuestra identidad y naturaleza.

Iker Arondo Curpion
Nº de Colegiado: 11.659
Administrador de la Scdad.Coop.Enseñanza Colegio Vizcaya

Artículo publicado en la revista “ekonomista” N.º 04

Anuncios

¿Quieres realizar alguna aportación?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s